Bob Menéndez no es grato en RD

0
32

Por- Luis Estrella

Los medios de comunicación se hicieron eco de una «carta», que éste envió al Secretario de Estado, Mike Pompeo, donde le solicita su intervención para evitar una repostulacion del Presidente Medina en República Dominicana.


Lo primero que cualquiera con dos dedos sobre la frente se preguntaría. ¿ Y cuales son los vínculos de este Senador del Estado de Nueva Jersey con nuestro País, para sentirse con el derecho de hacer tal petición?. La respuesta es simple:.


1ro. Su vinculación con el Oftalmólogo, Salomón Melgen, quien tiene intereses en este País y es uno de sus principales donantes. Recordemos hace algunos años, que tanto Menéndez como Melgen fueron acusados el 1ro de abril del 2015, por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, de soborno, fraude y declaraciones falsas.


Según la acusación, Menéndez pidió a altos funcionarios del Departamento de Estado que presionaran al gobierno de República Dominicana, para que se cumpliera un contrato de seguridad portuaria que beneficiaba a la compañía de Melgen.


2do. Los fiscales en esa ocasión también acusaron a Menéndez de actuar como Senador «personal » de Melgen , ayudando a éste a obtener visas estadounidenses para varias novias del empresario en RD y otros lugares.


3ro. En la pasada contienda en Estados Unidos, sus adversarios basaron su campaña en acusar a Menéndez de traficar con prostitutas menores, desde Punta Cana, donde éste tenía una base de operación, financiada por Melgen.


No estoy diciendo nada nuevo, ya que todo esto está registrado en la prensa internacional del momento. Según esos medios en el 2015, la unidad de Integridad Pública del Departamento de Justicia investigó al Senador por corrupción y presentó 18 cargos en su contra, en esa ocasión CNNy el portal Cubadebate, divulgaron los correos electrónicos, facturas, de hoteles, vacaciones, pasajes aéreos y tarjetas de crédito como elementos que probarían los sobornos que recibió.


En Enero del 2014 el FBI inició una investigación hacia Menéndez, acusándolo de crimen federal por haber ayudado a los hermanos Isaías, un par de fugitivos ecuatorianos buscados en su País desde finales de los 90, por cargos de malversación a los clientes del banco, Filanbanco de su propiedad.


Todos nos preguntariamos, si un personaje con este historial oscuro y tan cuestionado, sería la persona con calidad moral para hacer éste tipo de solicitud?
Esa pregunta me voy a reservar el derecho de responderla y dejaré que sea usted, estimado lector, quien haga ese ejercicio mental.


Lo que sí voy a solicitar a los «patriotas» y «nacionalistas» del patio, que son tan diligentes, cuando se trata de salvaguardar nuestra soberanía y defender nuestra Nación, cuando ocurre cualquier intento de intervención extranjera. Esos guardianes de la patria, tienen la hermosa oportunidad, de poner en alto sus principios patrióticos, diciéndole al Senador Menéndez, que esa actitud, es una flagante violación a las normas y principios internacionales, dejando claro, que solos los dominicanos tienen el derecho de definir su destino, en ésta y en cualquier otra circunstancia.


Somos un Estado, como lo establece nuestra Constitución, social, democrático y de derecho, los que nos hace actuar, respetando el debido proceso, el principio de la soberanía y sobre todo las normas y procedimientos que establece la propia Constitución, la cual nos indica que como Carta Magna, no podemos actuar con prejuicios y discriminación.


Señor Menéndez, por favor permita que sean los dominicanos, quienes amparados en su Constitución, tomen la decisión que decida el SOBERANO, que es el pueblo dominicano.